Lista de Exámenes

DETALLE DEL EXÁMEN
Cultivo de heces
Sección: Microbiología
Código: MB001
DESCARGAR
Descripción

Detección e identificación de bacterias intestinales patógenas mediante técnicas de cultivo en muestra de heces fresca, refrigerada ó preservada en medio Cary-Blair. Incluye Shigella, Campylobacter, Salmonella, Aeromonas, Yersinia, Plesiomona, Vibrios, Klebsiella oxytoca, Escherichia coli enteroinvasiva (EIEC) y Escherichia coli O157. Shigella y Salmonella se identifican hasta serogrupo. Escherichia coli O157 se identifica únicamente por serología. No se reporta Escherichia coli enteropatógena (EPEC) porque el método de identificación que se dispone actualmente (serología) no reconoce si la cepa aislada es realmente enteropatógena o no (Lluque A et al. Rev Gastroenterol Peru 2010;30:121-5). Se hace antibiograma por difusión en disco de cultivos positivos puros. El resultado se entrega en 3 - 4 días.

 
Utilidad Clínica
Este examen es para ser utilizado con muestras fecales de pacientes con diarrea o disentería de presunto origen infeccioso para detectar específicamente la presencia de bacterias enteropatógenas mediante cultivo. El cultivo de heces es especialmente útil en pacientes con diarrea severa ó diarrea con sangre, diarrea asociada a fiebre alta (≥39°C), diarrea con marcador inflamatorio positivo y diarrea persistente. La probabilidad que el agente etiológico de la diarrea sea una bacteria y no un virus es mayor en estos casos (DeWitt TG et al. Pediatrics 1985;76:551-6), (DuPont HL. Aliment Pharmacol Ther 1994;8:3-13). El cultivo de heces también es útil en la evaluación inicial y diagnóstico diferencial de pacientes con diagnóstico presuntivo de Colitis Ulcerativa ó Enfermedad de Crohn (Murphy MS. Br Med J 2008;336:1010-5), (Beattie RM et al. Arch Dis Child 2006;91:426-32) y Colitis Alérgica (Ravelli A et al. Am J Gastroenterol 2008;103:2605-12). Dado que varias bacterias enteropatógenas se transmiten a través de alimentos, el cultivo de heces también es útil como medida sanitaria en la evaluación de personas que manipulan o preparan alimentos (Todd EC et al. J Food Prot 2008;71:2339-73).
Información clínica
La diarrea de origen infeccioso es una causa frecuente de consulta en todas las edades. Los posibles agentes etiológicos son numerosos y los síntomas similares. Una buena historia clínica de la secuencia e intensidad de los síntomas, tipo de diarrea (si es sólo acuosa o hay sangre), severidad y duración de la enfermedad, edad, viajes recientes, uso reciente de antibióticos y enfermedad similar en familiares y contactos puede ayudar al médico en el diagnóstico presuntivo del agente causal, la elección de los exámenes auxiliares y el tratamiento (DuPont HL. N Eng J Med 2009;361:1560-9). La identificación del agente causal mediante exámenes de laboratorio facilita sin duda la elección del tratamiento y evita el uso innecesario de antibióticos (Carpenter LR et al. J Infect Dis 2008;197:1709-12). La diarrea acuosa sin moco ni sangre suele ser de origen viral, especialmente si se acompaña de vómitos y poca o ninguna fiebre (Staat MA et al. Pediatr Infect Dis J 2002;21:221–7). Sin embargo, una infección por bacterias también puede presentarse en forma de diarreas acuosas y no necesariamente con fiebre (Qadri F et al. Clin Microbiol Rev 2005;18:465–83). La diarrea con moco y sangre es causada generalmente por bacterias como Campylobacter, Shigella y Salmonella y suele venir con fiebre (Mathan VI et al. Rev Infect Dis 1991;13:S311-3). Cualquiera sea la etiología de la diarrea el tratamiento principal está dirigido a evitar la deshidratación que es la complicación más temida de esta enfermedad.
 
Muestra
Heces frescas en recipiente apropiado o en medio de transporte (Cary-Blair con rojo fenol).
 
Recipiente
Frasco limpio, seco, de boca ancha y tapa hermética.
 
Volumen
Mínimo 5 mL (5 g) – Mayor cantidad si conjuntamente se solicitan otros exámenes.
 
Instrucciones para obtención y transporte de la muestra
Obtener la muestra en frasco limpio, seco, de boca ancha y tapa hermética. No mezclar la muestra con orina, cremas, talco o sustancias desinfectantes. En niños pequeños colocar el pañal al revés (por la parte no absorbente), cubrir la salida de la uretra con un trozo de algodón (para no contaminar la muestra con orina) y trasvasar la muestra al frasco. Muestras en pañal no son aceptables. Enviar la muestra al laboratorio inmediatamente después de su obtención en caja térmica con refrigerantes. Muestras de lugares fuera de Lima o que no pueden ser enviadas al laboratorio el mismo día deberán colocarse en medio de transporte no nutritivo (Cary-Blair con rojo fenol) y hacerlas llegar al laboratorio antes de 72 horas desde su obtención.No congelar la muestra. No colectar la muestra en recipientes que contengan formol o compuestos similares, sueros animales, iones metálicos, agentes oxidantes o detergentes debido a posibles interferencias con la prueba.
 
Método de análisis
Cultivo en medios selectivos que inhiben la flora intestinal normal y favorecen el crecimiento de bacterias patógenas. Para enteropatógenos aerobios, la muestra se siembra en TCBS, Hektoen y MAC y se incuba a 35.5°C en aire ambiental. Para amplificar el aislamiento, otra parte de la muestra se inocula en Selenito, GN y APW, se incuba a 35.5°C por 6 a 12 horas y se subcultiva en SS, Hektoen y TCBS, respectivamente. Para aislamiento de Campylobacter la muestra se siembra en Agar Karmali y Agar Campylobacter con filtro y se incuba a 42°C en ambiente de microaerofilia. Para Escherichia coli O157 se siembra en SMAC a 35.5°C en aire ambiental. Los aislamientos sospechosos se identifican por perfil metabólico, morfología y serología. Se hace antibiograma por difusión en disco de cultivos positivos puros.
Rango de resultados

Positivo o negativo.

Rango normal
No hay bacterias enteropatógenas.
 
Tiempo de entrega de resultados
2-3 días, si el resultado final es POSITIVO. El antibiograma puede tomar un día más. 3-4 días, si el resultado final es NEGATIVO.
 
Interpretación de resultados
Si el resultado se informa POSITIVO confirma que hay una infección intestinal con la bacteria que se reporta. Si el informe es POSITIVO para Salmonella debe tomarse en cuenta que algunas personas pueden ser sólo portadores sanos de esta bacteria. Si el resultado se informa NEGATIVO es posible que no haya realmente una infección bacteriana. Ante un resultado NEGATIVO pudiera ser necesario repetir el cultivo en otra muestra si los síntomas continúan y el paciente no está tomando ya un antibiótico. Esta prueba es específica para bacterias enteropatógenas, un resultado POSITIVO ó NEGATIVO con esta prueba no excluye la presencia de otros agentes enteropatógenos. Proporcionar el antibiograma no necesariamente implica que se deba usar un antibiótico en el tratamiento ni predice la eficacia clínica del antibiótico que se elija. Esta información es sólo para ser tomada en cuenta. El médico es el más indicado para decidir lo que se deba hacer en base a los síntomas, el cuadro clínico y el resultado de este examen.
 
Limitaciones y recomendaciones
1.   La sensibilidad del cultivo depende del método de análisis pero decae considerablemente si el paciente está con antibióticos o los ha tomado recientemente (Chitkara YK. Am J Clin Pathol 2005;123:92-5);
2.   El rendimiento del cultivo para aislar bacterias enteropatógenas disminuye cuanto más tiempo pasa la muestra en tránsito al laboratorio (> 3 horas desde su colección si no está en medio de transporte);
3.   Este examen no detecta la toxina Shiga de EHEC (solicitar MB014 Toxinas Shiga directo en heces – ELISA ó MB015 Toxinas Shiga con enriquecimiento – ELISA);
4.   Los cultivos de heces son en general de poca utilidad para pacientes hospitalizados por más de 3 días (Bauer TM et al. JAMA 2001;285:313-9);
5.   Este examen no detecta infección por C. difficile, la causa más común de diarrea en pacientes hospitalizados (solicitar MB004 Clostridium difficile toxina A y B – ELISA);
6.   Si el resultado de la prueba es NEGATIVO y la sospecha de la infección es muy fuerte puede ser conveniente repetir la prueba en una nueva muestra. Un solo cultivo de heces no es suficiente para descartar una bacteria como causa de la diarrea. Es recomendable hacer 2 a 3 cultivos en muestras separadas para incrementar la probabilidad de aislar la bacteria patógena (Rohner P et al. J Clin Microbiol 1997;35:1427-32).
 
Horario de recepción de muestras

Lunes a Viernes de 7:15 AM a 8:30 PM
Sábados de 7:15 AM a 6:30 PM

Referencias
1.   Lluque A et al. Comparación entre el diagnóstico serológico y el diagnóstico por reacción en cadena de la polimerasa (PCR) para Escherichia coli enteropatogénica (EPEC). Rev Gastroenterol Peru 2010;30:121-5 PubMed 20644603
2.   DeWitt TG et al. Clinical predictors of acute bacterial diarrhea in young children. Pediatrics 1985;76:551-6 PubMed 4047797
3.   DuPont HL. Review article: Infectious diarrhea. Aliment Pharmacol Ther 1994;8:3-13 PubMed 8186344
4.   Murphy MS. Management of bloody diarrhea in children in primary care. Br Med J 2008;336:1010-5 PubMed 18456632
5.   Beattie RM et al. Inflammatory bowel disease. Arch Dis Child 2006;91:426-32 PubMed 16632672
6.   Ravelli A et al. Dietary protein-induced proctocolitis in childhood. Am J Gastroenterol 2008;103:2605-12 PubMed 18684195
7.   Todd EC et al. Outbreaks where food workers have been implicated in the spread of foodborne disease. Part 4. Infective doses and pathogen carriage. J Food Prot 2008;71:2339-73 PubMed 19244919
8.   DuPont HL. Bacterial diarrhea. N Eng J Med 2009;361:1560-9 PubMed 19828533
9.   Carpenter LR et al. Stool cultures and antimicrobial prescriptions related to infectious diarrhea. J Infect Dis 2008;197:1709-12 PubMed 18426365
10.   Staat MA et al. Clinical presentations of rotavirus infection among hospitalized children.  Pediatr Infect Dis J 2002;21:221–7 PubMed 12005086
11.   Qadri F et al. Enterotoxigenic Escherichia coli in Developing Countries: Epidemiology, Microbiology, Clinical Features, Treatment, and Prevention. Clin Microbiol Rev 2005;18:465–83 PubMed 16020685
12.   Mathan VI et al. Intestinal manifestations of invasive diarrheas and their diagnosis. Rev Infect Dis 1991;13:S311-3 PubMed 2047655
13.   Chitkara YK. Limited value of routine stool cultures in patients receiving antibiotic therapy. Am J Clin Pathol 2005;123:92-5 PubMed 15762283
14.   Bauer TM et al. Derivation and validation of guidelines for stool cultures for enteropathogenic bacteria other than Clostridium difficile in hospitalized adults. JAMA 2001;285:313-9 PubMed 11176841
15.   Rohner P et al. Etiologic agents of infectious diarrhea: implications for request for microbial culture. J Clin Microbiol 1997;35:1427-32 PubMed 9163457
Última revisiónOctubre 2010