Lista de Exámenes

DETALLE DEL EXÁMEN
Toxinas Shiga directo en heces (ELISA)
Sección: Microbiología
Código: MB014
DESCARGAR
Descripción

Detección cualitativa de toxinas Shiga (Stx1 y Stx2) mediante enzimoinmunoensayo de microplaca en fase sólida con anticuerpos monoclonales y policlonales en muestra de heces fresca, refrigerada o congelada. El examen se hace directamente (sin enriquecimiento previo) y el resultado se entrega en 6 a 12 horas.

Utilidad Clínica

Este examen es para ser utilizado en muestras fecales de pacientes con diarrea para detectar rápidamente la presencia de toxinas Shiga (Stx1 y Stx2) mediante enzimoinmunoensayo (ELISA). Es una prueba de diagnóstico rápido que puede ayudar en la decisión de dar o no antibióticos a un paciente con diarrea con sangre en el que se sospecha una infección causada por Escherichia coli productora de Toxina Shiga (STEC).

Información clínica

Las toxinas Shiga son un grupo de citotoxinas producidas por cepas de la bacteria Escherichia coli estructural y funcionalmente similares a la toxina producida por Shigella dysenteriae serotipo 1 (Johannes L et al. Nature Rev Microbiol 2010;8:105-16). Las E. coli que producen estas toxinas se denominan genéricamente Escherichia coli productora de Toxina Shiga (STEC). STEC es un enteropatógeno prominente no tanto por su prevalencia cuanto porque puede causar enfermedades graves y potencialmente letales como Colitis Hemorrágica, Síndrome Hemolítico Urémico (SHU) y Púrpura Trombótica Trombocitopénica (Karmali MA. Clin Microbiol Rev 1989;2:15-38). Animales domésticos, particularmente bovinos, son el principal reservorio de STEC; la infección en las personas suele ser por consumo de alimentos de origen animal como carne molida parcialmente cocida, leche y otros productos lácteos no pasteurizados y productos cárnicos secos o fermentados como salami (Karch H et al. Diag Microbiol Infect Dis 1999;34:229-43). Se han descrito cerca de 50 serotipos de STEC asociado a enfermedad en las personas; el serotipo O157:H7 es el más común en Estados Unidos, Japón y Reino Unido (Ji Youn L et al. J Microbiol Biotechnol 2010;20:1-10) mientras que los serotipos O26:H11, O111:H8 y O91:H21 son más frecuentes en regiones como Argentina (Lopez EL et al. J Infect Dis 1989;160:469-75) y Chile (Prado V et al. Rev Med Chil 1997;125:291-7). La identificación de STEC mediante cultivo en agar sorbitol toma de 2 a 3 días y detecta solamente cepas del serotipo O157 (Paton JC et al. Clin Microbiol Rev 1998;11:450-79). En cambio, el diagnóstico mediante detección directa de toxinas Shiga permite identificar todas las cepas STEC sean o no fermentadoras de sorbitol. La detección de toxinas Shiga mediante ensayo de citotoxicidad en células Vero es técnicamente más compleja, toma mucho más tiempo y es bastante más costosa que por el método ELISA. El cuadro clínico de la enfermedad causada por STEC comienza usualmente con dolor abdominal y diarrea acuosa; al cabo de 1 a 2 días la diarrea se hace francamente sanguinolenta y el dolor abdominal más severo por lo que no es infrecuente que el médico considere inicialmente otros diagnósticos como invaginación intestinal o apendicitis (Tarr PI. Clin Infect Dis 1995;20:1-10). La colitis hemorrágica causada por STEC puede semejar una disentería bacteriana por Shigella o Campylobacter o colitis pseudomembranosa por Clostridium difficile pero se distingue de ellas por ausencia de fiebre y poca reacción inflamatoria (Riley LW. Annu Rev Microbiol 1987;41:383-407). SHU ocurre en aproximadamente 10% de los casos infectados con STEC y aparece en promedio una semana después del inicio de la diarrea (Pickering LK et al. Pediatr Infect Dis J 1994;13:459-76). El diagnóstico rápido de esta infección es importante tanto para evitar procedimientos quirúrgicos o exámenes invasivos innecesarios y costosos como para prevenir la administración de terapia antibiótica que está generalmente contraindicada en pacientes infectados con STEC (Carter AO et al. N Engl J Med 1987;317:1496-500).

Muestra

Heces frescas, refrigeradas o congeladas, en recipiente apropiado

Recipiente

Frasco limpio, seco, de boca ancha y tapa hermética

Volumen

Mínimo 5 mL (5 g) – Mayor cantidad si conjuntamente se solicitan otros exámenes

Instrucciones para obtención y transporte de la muestra

Obtener la muestra en frasco limpio de boca ancha y tapa hermética. No mezclar la muestra con orina, cremas o talco. Colectar la mayor cantidad posible. En niños pequeños colocar el pañal al revés (por la parte no absorbente), cubrir la salida de la uretra con un trozo de algodón (para no contaminar la muestra con orina) y trasvasar la muestra al frasco. Muestras en pañal no son aceptables. Enviar la muestra al laboratorio inmediatamente después de su obtención en caja térmica con refrigerantes. Muestras de lugares fuera de Lima o que no pueden ser enviadas al laboratorio antes de 3 horas desde su obtención deben ser congeladas a -20°C hasta su envío. Muestras en un medio de preservación como Cary-Blair son aceptables para esta prueba hasta por 72 horas desde su obtención. No colectar la muestra en recipientes que contengan formol o compuestos similares, sueros animales, iones metálicos, agentes oxidantes o detergentes debido a posibles interferencias con la prueba.

Método de análisis

Enzimoinmunoensayo (ELISA) de microplaca en fase sólida

Rango de resultados

Positivo o negativo.

Rango normal

No hay toxinas Shiga (Stx1 o Stx2)

Tiempo de entrega de resultados

6 - 12 horas desde recibida la muestra

Interpretación de resultados

Esta prueba en formato ELISA detecta la presencia en materia fecal de las toxinas Stx1 y Stx2 producidas por diversos serotipos de Escherichia coli conocidas como STEC. La especificidad de esta prueba es de 98.6% comparada con diagnóstico por cultivo y/o ensayo de citotoxicidad en células Vero (Mackenzie AMR et al. J Clin Microbiol 1998;36:1608-11). Un resultado POSITIVO con esta prueba, por tanto, indica firmemente la presencia de toxinas Shiga y que esto podría ser la causa de los síntomas del paciente. Este examen no proporciona información sobre cuál es exactamente la bacteria que produce toxinas Shiga ni distingue si la toxina Shiga identificada es Stx1 o Stx2. Si el resultado se informa NEGATIVO es probable que STEC no esté realmente en el intestino. La sensibilidad de esta prueba es de 87% (Mackenzie AMR et al. J Clin Microbiol 1998;36:1608-11) por lo que un resultado NEGATIVO con esta prueba no excluye totalmente el diagnóstico. Un resultado falso NEGATIVO puede deberse a una cantidad de toxina en la muestra que está por debajo del nivel de detección del ELISA al momento de colectar la muestra o a un deterioro de la toxina durante su transporte al laboratorio. Esta prueba es específica para toxinas Shiga, un resultado POSITIVO ó NEGATIVO con esta prueba no excluye la presencia de otros agentes enteropatógenos. Esta información es sólo para ser tomada en cuenta. El médico es el más indicado para decidir lo que se deba hacer en base a los síntomas, el cuadro clínico y el resultado de esta prueba.

Limitaciones y recomendaciones
  1. Mantener la muestra refrigerada desde su obtención hasta su llegada al laboratorio; las toxinas Shiga pueden deteriorarse en muestras expuestas a temperaturas elevadas durante el transporte al laboratorio;
  2. Si el resultado de la prueba es NEGATIVO y la sospecha de la infección es muy fuerte puede ser conveniente repetir la prueba en una nueva muestra.
Horario de recepción de muestras

Lunes a Viernes de 7:15 AM a 8:30 PM
Sábados de 7:15 AM a 6:30 PM

Referencias
  1. Johannes L et al. Shiga toxins—from cell biology to biomedical applications. Nature Rev Microbiol 2010;8:105-16 PubMed 20023663
  2. Karmali MA. Infection by verocytotoxin-producing Escherichia coli. Clin Microbiol Rev 1989;2:15-38 PubMed 2644022
  3. Karch H et al. Epidemiology and Diagnosis of Shiga Toxin-Producing Escherichia coli Infections. Diag Microbiol Infect Dis 1999;34:229-43 PubMed 10403103
  4. Lim JY et al. A Brief Overview of Escherichia coli O157:H7 and Its Plasmid O157. J Microbiol Biotechnol 2010;20:1-10 PubMed 20134227
  5. Lopez EL et al. Hemolytic uremic syndrome and diarrhea in Argentinean children: the role of Shiga-like toxins. J Infect Dis 1989;160:469-75 PubMed 2668430
  6. Prado V et al. Temporal variation of genotypes and serotypes of enterohemorrhagic E coli isolated from Chilean children with intestinal infections or hemolytic uremic syndrome. Rev Med Chil 1997;125:291-7 PubMed 9460265
  7. Paton JC et al. Pathogenesis and diagnosis of Shiga toxin-producing Escherichia coli infections. Clin Microbiol Rev 1998;11:450-79 PubMed 9665978
  8. Tarr PI. Escherichia coli O157:H7: Clinical, diagnostic, and epidemiological aspects of human infections. Clin Infect Dis 1995;20:1-10 PubMed 7727633
  9. Riley LW. The epidemiologic, clinical, and microbiologic features of hemorrhagic colitis. Annu Rev Microbiol 1987;41:383-407 PubMed 3318674
  10. Pickering LK et al. Hemolytic-uremic syndrome and enterohemorrhagic Escherichia coli. Pediatr Infect Dis J 1994;13:459-76 PubMed 8078733
  11. Carter AO et al. A severe outbreak of Escherichia coli O157:H7--associated hemorrhagic colitis in a nursing home. N Engl J Med 1987;317:1496-500 PubMed 3317047
  12. Mackenzie AM et al. Sensitivities and Specificities of Premier E. coli O157 and Premier EHEC Enzyme Immunoassays for Diagnosis of Infection with Verotoxin (Shiga-Like Toxin)-Producing Escherichia coli. J Clin Microbiol 1998;36:1608-11 PubMed 9620386
Última revisiónEnero 2014